Síguenos también en

Hola, que está buscando?

Curiosidades

¿El Punto G en los hombres existe? ¡Sí!.

Aunque poco o nada se hable del Punto G masculino esto no quiere decir que no exista.

Alrededor del sexo existen todo tipo de mitos y creencias que no permiten al hombre ni la mujer disfrutar del sexo en su máxima expresión, y muchas veces investigar sobre el tema o abordarlo es sinónimo de burlas. A esto se suma la relación que tiene el sexo con el machismo y por ende que el Punto G de la mujer no sea desconocido mientras que el del hombre sea algo recóndito.

El reconocido sexólogo Ezequiel López Peralta habló con La FM sobre ¿dónde queda el Punto G del hombre? y ¿cómo poder estimularlo?

El Punto G del hombre se encuentra ubicado al interior del recto, de allí que ya por esta razón un hombre ‘macho’ ni siquiera piense en abordar el tema porque eso está relacionado con homosexualidad. 

«El Punto G masculino corresponde a la estimulación de la glándula prostática, lo que obviamente implica una estimulación con introducción de dedos o algún tipo de dispositivo, básicamente por vía rectal, lo cual para muchos hombres es como un mito porque se cree que debe haber algún tipo de estimulación homosexual», afirmó el experto.

De hecho, Ezequiel López dice que muchas mujeres lo consultan porque sus parejas le piden que los «estimule por detrás» lo que para ellas genera dudas sobre si su esposo o novio es homosexual.

Advertisement. Scroll to continue reading.

«Es un error verlo así porque hay hombres heterosexuales que disfrutan de este tipo de estimulación y hay hombres homosexuales que no la disfrutan«, explicó.

¿Por qué el temor a descubrirlo o explorar esas sensaciones?

Radica en el mito machista, dice Ezequiel López. «Tiene que ver con la asociación entre la estimulación anal y la homosexualidad, el ‘macho’ implica heterosexual y obviamente dice: ‘esto no es para mí es para que yo se lo haga a ella no para que ella me lo haga a mí’»

El recto es una zona que al hombre le puede dar mucho placer, sin embargo «se queda con solo la estimulación genital y no se permite esta estimulación por detrás para no generar dudas hasta en la misma mujer de ser posiblemente homosexual».

El sexólogo reflexiona en que el placer de cualquier zona erógena «no implica ningún tipo de orientación sexual».

Por eso desde hace año y medio agregó a sus conferencias un toque de humor porque «es más fácil abordar los temas de sexo a través del humor».

Sexólogo Ezequiel López Peralta

Advertisement. Scroll to continue reading.

Vía FM

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría interesar